La fuerza del efecto Invernadero

Sabemos que desde hace 145 años (1860) y principalmente en las últimas décadas del siglo anterior (a partir de 1980) el hombre de manera irresponsable está arrojando hacia la atmósfera terrestre los llamados gases de Efecto Invernadero (E.I.) como el bióxido de carbono, el metano y otros en cantidades alarmantes.

En la actualidad tenemos por lo menos seis mil millones de toneladas de estos gases en la atmósfera de la Tierra, los cuales están produciendo el calentamiento de nuestro planeta.

Gracias a la presencia  en la admósfera de CO2 y de otros gases responsables del efecto invernadero, parte de la radiación solar que llega hasta la tierra es retenida en la admósfera. Como resultado de esta retencion de calor, la temperatura promedio sobre la superficie de la tierra alcanza unos 60ºF, lo que es propicio para el desarrollo de la vida en el planeta. No obstante, como cosecuencia de la quema de combustibles fósiles y de otras actividades humanas asociadas al proceso de industrialización, la concentración de estos gases en la admósfera ha aumentado de forma considerable en los últimos años. Esto ha ocasionado que la atmósfera retenga más calor de lo debido, y es causa de lo que hoy conocemos como cambio climático global.

Uno de los síntomas más notorios del calentamiento global, además de la reducción de los casquetes polares y la subida del nivel de agua oceánica, que en el futuro se prevé inunden muchas ciudades costeras en el mundo, es la prolongación de los anticiclones de calor que antes permanecían inmóviles en determinada región durante algunos días o pocas semanas, pero que ahora lo hacen quedándose dos o tres meses en el mismo lugar.

De hecho, la atmósfera de la Tierra no es estática sino dinámica. Por eso existe movimiento de grandes masas de aire que constituyen los sistemas de vientos mundiales, como los vientos cálidos de la región ecuatorial del planeta, que se elevan para avanzar hasta las regiones de los polos terrestres (Norte y Sur, respectivamente). Al mismo tiempo, los vientos fríos de los polos bajan por cerca de la superficie terrestre con dirección hacia la región ecuatorial. Otros vientos de menor escala pero no menos importantes son los denominados vientos alisios, los monzones y los vientos dominantes de occidente.

Todos estos sistemas de grandes vientos continentales que crean Frentes de Vientos Fríos y Calientes, así como áreas de altas y bajas presiones atmosféricas, son los que determinan el clima de las diferentes regiones de la Tierra.

La ciencia conoce que los maremotos que forman a los tsunamis (olas gigantes) se producen por el deslizamiento de las placas tectónicas submarinas, pero por existir una relación mutua entre la atmósfera, la superficie terrestre y el agua de los mares y océanos, la alta presión de los anticiclones de calor provoca de manera indirecta aquellos sismos marítimos como el reciente acaecido en el sudeste asiático. También el de Fukushima (Japon)…

Además, en el tiempo actual la superficie terrestre se estaría calentando más rápidamente y en mayor grado que todo lo antes conocido, sin duda debido a la presión extra que ejercen los gases de E.I. Esto origina un considerable incremento en las diferencias de presión (altas y bajas) que tienen las masas de aire, lo que trae como consecuencia una nueva alteración en todos los sistemas de vientos mundiales y en los patrones climáticos de la Tierra.
source voltairenet.org

CALENTAMIENTO GLOBAL Y CONSECUENCIAS

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s