Barcelona se pone las pilas para reubicar el 60% del tráfico de vehículos.

EN BARCELONA SOBRAN 51.308 VEHÍCULOS. REFORMAR LA DIAGONAL REUBICARÁ EL 60% DEL TRÁFICO. EL AJUNTAMENT QUIERE QUE SEAN ABSORBIDOS POR EL EIXAMPLE Y EL TRANSPORTE PÚBLICO.

“La reforma de la Diagonal motiva y posibilita la transformación del Eixample”.

Así de claro lo tiene el responsable del área de Mobilitat del Ajuntament, Ángel López, a quien le cuadran todas las piezas del puzzle para ubicar el tranvía y reducir el tráfico privado en más de 51.000 vehículos.

El Consistorio hizo público ayer el informe de movilidad en el que se basan las dos propuestas de reforma que se presentaron la semana pasada y que se votarán en mayo.

Según este informe, suprimir el 60% del tráfico en la Diagonal, como pretende el Ajuntament, es factible sin colapsar la ciudad. Así, de los 46.400 coches diarios que circulan actualmente por la avenida, el 85% dejarían de hacerlo. También optarían por otras rutas el 30% de las motos, la mitad de vehículos comerciales y el 20% de taxis. En este escenario con el que trabaja el Consistorio por la Diagonal sólo pasarían 33.042 vehículos. ¿Qué pasa con los 51.308 restantes?

Los cálculos municipales prevén que unos 28.000 vehículos (54%) se queden en casa y sus usuarios se pasen a los nuevos modos de transporte público que han de llegar, como el tranvía que conectaría Francesc Macià y Glòries y la nueva línea 9 de metro, que se debe inaugurar en 2014.

Si esto se lograra, quedarían por redirigir otros 23.000 vehículos diarios. Estos deberían ser absorbidos por el Eixample. El Ajuntament ya tiene listas una serie de medidas que permitirían que este distrito no sólo no se colapsara si no que además, fuera “el primer beneficiado”. Pero estos cambios supondrían una transformación profunda de la movilidad en toda la ciudad.

Para facilitar que los coches no lleguen a la Diagonal se cambiaría el sentido de la avenida Sarrià hasta Urgell, de tal forma que los coches utilizaran esta calle para llegar al Eixample sin alcanzar la plaza Francesc Macià. Además, se daría continuidada calles que ahora no están completas, para fomentar la retícula del distrito. Sería el caso de Còrsega o Diputació.

Mejor sincronización

Además, según los cálculos municipales, la casi ausencia de coches por la Diagonal permitiría sincronizar sus semáforos en función del tranvía, con lo que en global, el tiempo con el semáforo en verde se reducirá y permitirá aumentarlo un 22% en las calles del Eixample para que canalicen mejor su aumento de tráfico.

Las cuentas que hace el Ajuntament son que los 23.000 vehículos más que deberá asumir el Eixample son el equivalente a dos carriles de tráfico. Por ello, aunque no está decidido, tampoco descartan habilitar alguno de los cinco carriles que ahora están dedicados a aparcamiento.

El Ajuntament tiene este plan. La voz ahora la tienen los ciudadanos.

LAS CLAVES

1 La Diagonal actual dedica el 40% de su espacio al coche, que representa el 34% de movimientos. Al peatón se le dedica el 24% del espacio, pero suponen el 33% de viajes.

2 El transporte público debe ayudar a reducir el número de vehículos para no colapsar el Eixample ni la Diagonal. Las cinco paradas de tranvía previstas entre Francesc Macià y Glòries, la puesta en marcha de la L9 y la nueva red de autobuses de alta capacidad son la clave.

3 Los cambios en calles serán previos a la reforma, si se vota. Còrsega dejará de ser peatonal de paseo de Gràcia a Rambla Catalunya y cruzará la Diagonal. Urgell será de subida hasta Francesc Macià y avenida Sarrià, y de bajada hasta Urgell.

source adn.es

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s