Viéndolas venir viviendo en las nubes.

Son tiempos duros de cambios drásticos, de nuevos estilos de vida, nuevos patrones de familia, de sistema establecido y tenemos la necesidad crucial de rediseñar la cultura global.

Podemos vivir en las nubes, es más cómodo, práctico, confortable y “podemos vivir en las nubes o verlas venir”. Es una opción humana, personal e intransferible pero es la única opción que tenemos para tomar la actitud correcta.

Este es un post que hace tiempo quería publicar con la necesidad de expresar la profunda tristeza que me produce ver un gran sector de la sociedad que vive en las nubes.

Procesos de democracia costosos que no producen ni conducen a nada, conceptos políticos de derechas e izquierdas que se entrecruzan sin ningún sentido en una realidad costosa y lenta donde todos tenemos que  alimentarnos y climatizar nuestras casas a precios ridículos a causa de un sistema capitalista que se nos ha ido de las manos,un sistema lineal en un planeta finito del que parece imposible salir, por no entrar en más detalles de cómo está la actualidad financiera.

Sin duda todos pensamos que vivir en una cibilización sin una moneda de cambio es prácticamente imposible e utópica, pero nada es imposible si nos planteamos que es una tarea laboriosa y necesaria que hacer si se rediseña con coraje, valentía, cariño, investigación y un profundo análisis de innovación que es el que precisa este trabajo, son las herramientas que utilizamos los diseñadores para crear cualquier nuevo proyecto.

Todo tiene su lugar, no importa lo que sea, si tiene buenas bases con ingredientes y materias nobles como en un buen proyecto de decoración, todo puede recolocarse para lucir mejor. Utilizar los ingredientes más valiosos de cada cultura y hacer un buen mix.

Conceptos conservadores, conceptos innovadores, de igualdad o de elitismo todo tiene su lugar en una cibilización rediseñada con cariño donde los derechos humanos sean la única constitución escrita.

No podemos obviar que todos los seres vivos no somos iguales, en la biodiversidad: los animales, las plantas, los humanos… todos somos diferentes con distintas características genéticas y necesidades de distinto trato. Y eso incluye hacer grupos y subgrupos dentro de cada caso para una mejor cohesión social.

Es una de las principales tareas realizadas del gobierno republicano de Francia, (como pionera en creación) desde hace décadas para poder establecer tratos fiscales adaptados a cada caso o target de actividad laboral; otros países más capitalistas y de ideas más conservadoras han prescindido de esta necesidad, por lo que la convivencia de la diversidad de culturas y actividades laborales es mucha mas costosa, en suma no existe una cohesión social. Si hay algo que tiene claro el pueblo francés es la libertad de pensamiento, la igualdad de oportunidades y la fraternidad humana y eso se ha reflejado recientemente en las últimas elecciónes democráticas.

Creo que es necesario, recopilar los datos que se conocen de los sabios de la historia del mundo, para poder hacer síntesis de la situación, no es preciso esgrimirse el cerebro en crear nuevas ideas, sólo es cuestión de realizar un trabajo en equipo. Las mentes mas avanzadas de la historia humana ya han escrito y llegado a conclusiones brillantes todo lo que debemos hacer es utilizarlas, en mi opinión es una cuestión de recolocarlo en su lugar correspondiente.

Roser Pera

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s